En la Fundación USANA nunca dejamos de buscar formas de hacer frente a la desnutrición en el mundo. Nuestra Global Meals Initiative [Iniciativa global de comidas] proporciona una fuente inmediata de alimentos, pero continuamente nos imponemos el desafío de buscar soluciones innovadoras que empoderen a las familias para que se alimenten, se nutran y sean autosuficientes durante muchos años — soluciones como nuestra iniciativa de huertos verticales.
 
Para millones de familias en todo el mundo el acceso a fuentes de alimentación sustentables es inadecuado. Muchas tienen que caminar durante horas hasta el mercado de vegetales más cercano y gastan dinero que podrían dedicar a la educación de sus hijos porque el suelo no es suficientemente fértil para cultivos o, para empezar, no tienen tierras donde plantar. Los huertos verticales representan un invento extraordinariamente sencillo que empodera a las familias para que retomen el control de su supervivencia.

 

¿Qué es un huerto vertical?

Un huerto vertical es una solución sustentable, sencilla y compacta mediante la cual familias de todo el mundo pueden tener acceso a alimentos frescos y nutritivos.

 

 

Los huertos verticales representan más que subsistencia, permiten que las familias que tienen que juntar lo que puedan solo para sobrevivir tomen el control de su situación. Les ofrecen un medio para cuidarse, para mejorar su calidad de vida, y hacerlo con dignidad e independencia. Lo que empieza como tierra y semillas encapsuladas en redes de malla, rinde más de lo que te imaginas. Los huertos verticales representan ingresos, nutrición, comunidad, conservación del agua, conservación de la tierra y esperanza para comunidades necesitadas.

 

Construye tu negocio, construye un huerto vertical para otros

Un boleto de bajo costo con un gran impacto. Una parte de tu boleto con acceso total a la Convención Virtual de las Américas y Europa se destinará a la Fundación USANA y al proyecto de huertos verticales que la Fundación ha puesto en marcha para ayudar a combatir el hambre.

Un huerto vertical es un tubo flexible de malla de alta resistencia poco oneroso. Cuando se llena con tierra, el tambor de 10 x 10 cm (4' x 4') produce hasta 100 plantas. Cada torre ecológica es una fuente sencilla, compacta y sustentable de alimentos frescos y nutritivos, y puede durar hasta cinco o seis años. Un boleto ($24.95 USD) paga el costo de un huerto vertical. 

Un huerto vertical proporciona ocho comidas a la semana por persona. Estos huertos verticales están sacando a la gente de la pobreza porque les permite ganar dinero vendiendo los productos de su huerto. De esta manera, nosotros, como emprendedores, tenemos la oportunidad de ayudar a otros a mejorar su vida.